Lo Que Creemos

Lo Que Creemos

DIOS
Nosotros creemos en un Dios eterno e invisible (Deuteronomio 6:4) El es el creador del cielo, de la tierra y todos los seres vivientes. Este único y verdadero Dios se ha manifestado como Padre y Creador a través de su Hijo en resurrección, y como el Espíritu Santo que habita en nosotros.

LA BIBLIA
Tenemos la fe en que la Biblia es la Palabra de Dios: inspirada, de autoridad, que vive, que es eterna en la que podemos confiar en todas sus secciones y sin ningún error en su manuscrito original. Es nuestra fuente infalible de revelación suprema de Dios, superior a toda conciencia y razonamiento, de tal manera que es nuestra regla infalible de fe y práctica, y necesaria en nuestra vida diaria. (II Timoteo 3:16-17; I Pedro 1:23-25; Hebreos 4:12)

JESUCRISTO
Nosotros creemos que Jesucristo es el hijo de Dios, nacido de una virgen; que vivió una vida sin pecado, que fue crucificado en el Calvario por nuestros pecados, y se levantó en cuerpo de la tumba; y que fue exaltado hacia el trono de Dios donde Él es el único mediador entre Dios y el hombre. Nosotros confiamos en que a través de su vida y muerte nosotros tenemos salvación personal y el poder para vivir en victoria (Juan. 1:1-2 y 14; I Tim. 3:16; Hechos 7:37-38)

SALVACIÓN
Creemos que: “por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte.” (Efesios 2:8-9). Con fe a través de la gracia del Señor, cada creyente encuentra resurrección de una vida de desanimo una vida de esperanza. Fe, en la sangre derramada de Cristo, da al creyente vida eterna porque todos hemos pecado y necesitamos redención. Aquellos arrepentidos del pecado y habiendo nacido nuevamente de agua y espíritu se convierten en hijos de Dios y herederos de Cristo (Hechos 2:38)

EL ESPÍRITU SANTO
Creemos que el bautismo del Espíritu Santo es con la evidencia inicial de hablar en lenguas. Creemos en el ministerio actual, la fortaleza y la impartición de los dones del espíritu hoy en día y su poderosa transformación en la vida de todo creyente. (I Cor. 12:4-11, Gal 5:22-23)

LA IGLESIA
Creemos que la Iglesia ha sido “llamada” para ser morada de Dios a través de su Espíritu. Siendo el cuerpo de Cristo en la tierra, la Iglesia ofrece esperanza para la humanidad. La iglesia es un cuerpo conformado por muchos miembros con diversos dones y llamados del Espíritu Santo (1 Corintios 12:12-27)